Esquemas de precios para m-banking

Hace unas semanas Jim Rosenberg publicó en el blog de CGAP una interesantísima entrada sobre los esquemas de precios empleados en las distintas plataformas de m-banking dirigidas a población de la base de la pirámide. Se trata de un trabajo en curso, pero ya apuntan algunas conclusiones preliminares y, además, hay varios comentarios externos con aportes interesantes.

Empleando una metodología basada en precios ajustados a paridad de poder de compra, descubre cómo el coste de los servicios es sensiblemente más barato que el de la banca tradicional, pero éste varía de un servicio a otro y de un país a otro (Sarah Rotman y Mark Pickens, del programa de tecnología de CGAP, han elaborado esta tabla comparativa). En su texto, Jim Rosenberg habla de los esquemas de subsidios cruzados y de las tentaciones para los reguladores, como por ejemplo tratar de establecer topes para los precios (price caps) en aras de una mayor asequibilidad, que serían inútiles en vista de la diversidad de esquemas de precios.

Por descontado, CGAP apunta a otros factores que determinan la pendiente de la curva de adopción, más allá del precio, pero no es fácil determinar la importancia de cada uno de ellos. Por este motivo, los servicios que operan en los países de América Latina deberán encontrar catalizadores para la adopción, más allá de un esquema de precios atractivo (que suele ser el primer reclamo).

Publicado en General, Noticias. Etiquetas: , , . Comentarios desactivados

La experiencia de la banca sin sucursales (CGAP)

El Grupo Consultivo de Asistencia a los Pobres (CGAP) presentó la semana pasada, durante la celebración de la Mobile Money Summit en El Cairo, un documento (en inglés) en el que los técnicos del organismo dependiente del Banco Mundial presentaron algunas observaciones, incertidumbres y predicciones basadas en las primeras experiencias de banca sin sucursales (branchless banking) y, especialmente, de las soluciones que se apoyan en teléfonos móviles para prestar servicios financieros.

Los autores, Gautam Ivatury e Ignacio Mas, destacan por un lado el potencial de la banca sin sucursales o banca de corresponsales como instrumento de bancarización para la población de rentas bajas y, por otro, cómo las experiencias consideradas “de éxito” no están llegando todavía a los segmentos más pobres y a menudo se limitan a ofrecer servicios de pagos, lejos todavía de los servicios financieros más sofisticados (depósitos, créditos, seguros…).

A continuación expongo una traducción libre de las principales observaciones sobre el terreno reflejadas por los analistas del CGAP:

  • La banca sin sucursales puede reducir dramáticamente el coste de llevar servicios financieros a los pobres.
  • Los canales de banca sin sucursales se emplean sobre todo para pagos, no para depósitos ni crédito.
  • Hay pocas personas pobres y no bancarizadas que hayan empezado a usar la banca sin sucursales para acceder a servicios financieros.
  • Los proveedores de servicios financieros consideran clave las redes de agentes para llevar a cabo su estrategia de negocio.
  • La mayoría de los proyectos de banca móvil para ampliar la extensión de los servicios financieros han sido liderados por operadores de telecomunicaciones.
  • Los proveedores de banca móvil han valorado la facilidad de implementación y de la adopción por encima de la riqueza de la funcionalidad, limitando la experiencia de usuario.
  • Las instituciones microfinancieras están siendo dejadas de lado.
Algunas predicciones a medio plazo reflejadas en el documento (traducción libre):
  • Los pobres utilizarán la banca móvil más que los ricos.
  • Los proveedores manejarán el riesgo operacional del uso de corresponsales, y los clientes tolerarán faltas puntuales de liquidez.
  • Las redes de agentes compartidas serán claves para la expansión masiva del acceso financiero a través de la banca sin sucursales.
  • La banca móvil será utilizada por un gran número de pobres, gente actualmente excluida de la distribución bancaria, en el plazo de tres años, como resultado de la entrada de competencia en el mercado.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.