Fundación Afi evalúa capacidades de microfinancieras peruanas

Evaluación de las capacidades de las microfinancieras peruanas para ofrecer servicios financieros a través del celular

La Fundación Afi con el apoyo de AECID está realizando un diagnóstico de las  capacidades técnicas, financieras y operativas de 3 entidades asociadas a ASOMIFCaja rural de ahorro y crédito Nuestra GenteCaja rural Señor de LurenEdpyme Solidaridad y Desarrollo Empresarial. La finalidad del proyecto es identificar necesidades y cuellos de botella para la utilización del celular como canal transaccional con los clientes.

Los objetivos del proyecto son:

  • Evaluar las capacidades tecnológicas, operativas y financieras de las microfinancieras peruanas para emplear el celular como instrumento de inclusión financiera.
  • Identificar los cuellos de botella existentes para la adecuación a la nueva normativa de la SBS en materia de dinero electrónico y uso del celular para la inclusión financiera.
  • Contribuir a definir una estrategia para ASOMIF, encargada de facilitar la transición de sus asociadas al nuevo marco normativo.
  • Identificar necesidades y divulgarlas entre donantes y financiadores interesados en mejorar las capacidades de las microfinancieras.
  • Difundir las conclusiones del estudio en Perú y en España

La duración prevista del proyecto es de 6 meses comprendiendo el periodo de noviembre de 2010 a mayo de 2011. El proyecto constará de tres fases: preparatoria, de diagnóstico y de difusión. La información actualizada sobre el proyecto puede seguirse en el blog de la Fundación Afi.

 

América Latina en contexto: el entorno para los servicios financieros móviles

Desde hace más de un año en Afi hemos tenido la oportunidad de colaborar habitualmente con Bankable Frontier Associates (BFA), una consultora basada en Estados Unidos, con gran experiencia en el ámbito de la inclusión financiera y la bancarización. Su conocimiento nos ha servido como referencia internacional para analizar la situación de América Latina y el Caribe que, como es sabido, se encuentra por detrás de los países pioneros en el uso del móvil como instrumento de inclusión financiera en África y Asia.

En esta ocasión hemos decidido presentar conjuntamente una nota técnica (en inglés) en la que, empleando una metodología desarrollada por BFA, ponemos en contraste los entornos regulatorios de cinco países latinoamericanos y de otros siete en diversas regiones emergentes. La siguiente matriz refleja los niveles de apertura (eje horizontal) y certidumbre (eje vertical) en cada uno de los países estudiados.

LAC ratings

En el caso de México, donde recientemente se publicó una Circular del Banco de México (y su comunicado de prensa) en la que se regulan las cuentas de expediente simplificado/cuentas móviles, los datos empleados corresponden a 2008, previo a la aprobación de la nueva normativa, por lo que la posición del país se habrá desplazado hacia mayores cotas de certidumbre (algo similar a lo ocurrido en Filipinas con la reciente Circular del Banco Central sobre dinero electrónico).

En estos momentos trabajamos junto con la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP del Perú en la revisión de su marco regulatorio e institucional para el desarrollo de los servicios financieros móviles, en una consultoría financiada por el BID. Como resultado de la implementación de las recomendaciones del estudio, la posición de Perú debería mejorar tanto en certidumbre como en apertura y, en consecuencia, la aparición de proveedores de este tipo de servicios orientados a población no bancarizada.

Una de las conclusiones preliminares de la nota técnica es la tendencia de los países con sistemas basados en código civil (derecho latino) a situarse en bajos niveles de apertura en ausencia de regulación específica (certidumbre). En contraste, los países en los que tiene mayor peso la jurisprudencia (derecho anglosajón), la ausencia de regulación no tiene por qué ser un síntoma de menor apertura. Desde aquí invitamos a todas las instituciones interesadas en seguir esta línea de trabajo comparado a que se pongan en contacto con nosotros para explorar vías de colaboración.

Oportunidades y barreras para el desarrollo de los servicios financieros móviles en América Latina y el Caribe

Por fin está disponible en la web del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) el informe que finalizamos a finales del año pasado, titulado “M-Banking: oportunidades y barreras para el desarrollo de servicios financieros a través de tecnologías móviles en América Latina y el Caribe”. Los autores somos Santiago Fernández de Lis, Verónica López Sabater, Ignacio Rodríguez Téubal y Álvaro Martín Enríquez, de Analistas Financieros Internacionales; el editor del trabajo ha sido Jaime García Alba, del Fondo Multilateral del Inversiones del BID.

portada-sfm-fomin

También se ha hecho pública la nota metodológica del estudio.

Esperamos que sea del interés de los lectores del blog y, como es habitual, estaremos encantados de recibir comentarios al respecto.

Telefonía móvil y desarrollo financiero en América Latina

Tras más de un año de trabajo, el pasado martes 31 de marzo presentamos durante la 50ª Asamblea de Gobernadores del Banco Interamericano de Desarrollo, celebrada en Medellín (Colombia), el estudio tituladoTelefonía móvil y desarrollo financiero en América Latina. El libro está editado por la Fundación Telefónica y el BID/FOMIN, y sus autores somos Emilio Ontiveros, Álvaro Martín Enríquez, Santiago Fernández de Lis, Ignacio Rodríguez Téubal y Verónica López Sabater, de Analistas Financieros Internacionales (Afi); por la parte del BID/FOMIN, Jaime García Alba ha actuado como coordinador.

La presentación del estudio corrió a cargo de Santiago Fernández de Lis, Director del Departamento Internacional de Afi, y contó con las intervenciones de Fernando Jiménez-Ontiveros (Subgerente del Fondo Multilateral de Inversiones), Luis G. Echeverri (Director ejecutivo del BID para Colombia), José María Álvarez-Pallete (Presidente de Telefónica Latinoamérica) y Alfonso Gómez Palacio (Presidente Ejecutivo de Telefónica Colombia). En el mismo acto, Gabriel Silva, Gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, presentó el piloto de banca móvil que la Federación ha puesto en marcha en colaboración con Telefónica y el Banco de Bogotá. Sin duda, todo un ejemplo sobre cómo los servicios financieros móviles pueden transformar la vida de las personas.

photo3

Mesa de ponentes en la rueda de prensa

Santiago Fernández de Lis atiende a los medios tras la rueda de prensa

Santiago Fernández de Lis atiende a los medios tras la rueda de prensa

A finales de 2007 planteamos por primera vez a la Fundación Telefónica la posibilidad de estudiar el potencial de desarrollo de los servicios financieros móviles en América Latina, a la vista de las experiencias pioneras en Filipinas y, más recientemente, Kenia. La Fundación comprendió rápidamente la relevancia del tema y su impacto sobre el desarrollo de la región, y en febrero de 2008 comenzábamos el trabajo titulado tentativamente “Telefonía móvil y bancarización en América Latina”.

Poco después se firmaba en el marco de la 49ª Asamblea de Gobernadores del BID en Miami un acuerdo de colaboración entre Telefónica y el BID, para potenciar los servicios financieros móviles en la región. Como consecuencia de esto, el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN), integrado en la estructura del BID, dio su apoyo al estudio. Hoy, la publicación es una realidad y constituye el mayor análisis sobre servicios financieros móviles en América Latina realizado hasta la fecha.

[Descargas: Telefonía móvil y desarrollo financiero en América Latina (estudio completo), nota de prensa oficial y presentación]

Nota: Hemos detectado algunas erratas en esta primera edición, que corregiremos en la siguiente tirada. Quizá la más importante sea la omisión de los rótulos que corresponden a la clasificación de servicios financieros móviles según el almacén de valor empleado (resumen ejecutivo p. 4 y gráfico 5.1 en p. 56). El gráfico debería tener este aspecto:

clasificacion-sfm1

Clasificación de soluciones m-banking (II)

En febrero de 2008 redacté una entrada titulada “Clasificación de soluciones m-banking“, que ha sido una de las más visitadas de este blog. Hoy, tras varios meses de trabajo, quiero presentar un esquema que creo que recoge las dos clasificaciones más relevantes por sus implicaciones regulatorias y por su influencia sobre el diseño de los servicios financieros móviles (proveedores, público objetivo, gama de productos…). Este esquema ha sido posible gracias a los comentarios de David Porteous, revisor de nuestro reciente informe para FOMIN.

Por un lado, la distinción entre servicios aditivos y servicios transformacionales influye tanto en la población destinataria de los servicios (atendida vs. no atendida) como en la oferta de productos y los canales empleados para su distribución y, por supuesto, en los esquemas de precios.

La otra dimensión recogida es la que distingue entre servicios prestados sobre un almacén de valor bancario (libreta de ahorro, cuenta corriente o similar) o sobre un almacén no bancario (dinero electrónico, tarjetas prepagadas o similar). Mientras que los primeros sólo pueden ser ofrecidos por entidades bancarias supervisadas, los segundos pueden ser ofrecidos por otro tipo de agentes (operadores, financieras, etc.) en aquellos países en los que la regulación lo permite.

clasificacion-sfm

A propósito de los ejemplos que figuran en el esquema, hay un par de aclaraciones que me parecen relevantes:

  1. Crandy, OboPay o PayPal Mobile son modelos aditivos prestados sobre almacén no bancario porque la manera de cargar esos monederos móviles es mediante transferencia bancaria o cargo en tarjeta de crédito. Al no tener una red de ingreso y retirada de efectivo directamente sobre esas cuentas, el modelo no está dirigido a población no atendida. A cambio, se soluciona gran parte del problema de la lucha contra el blanqueo de activos, ya que todo el dinero está perfectamente identificado.
  2. Oi Paggo es un sistema de pagos con el celular a crédito y sin necesidad de cuenta bancaria, pero no es estrictamente un monedero móvil. Figura junto a los monederos móviles porque no opera sobre un almacén bancario.
Publicado en Progreso. Etiquetas: , , , . Comentarios desactivados

Presentación FOMIN en Washington DC

Después de unas semanas ausente por la intensa carga de trabajo y los viajes, retomo la actividad del blog para comentar el seminario (en modalidad Brown Bag Lunch) que hemos celebrado el jueves pasado en las oficinas del FOMIN en Washington DC.

Por la parte de Afi acudimos Santiago Fernández de Lis, Director del Departamento Internacional, y yo mismo, como responsable de los proyectos de servicios financieros móviles. El evento lo organizó Jaime García Alba, coordinador del proyecto en el FOMIN, y lo promocionó internamente en el Banco Interamericano de Desarrollo. En total, unas 15 personas acudieron entre 12:30 y 14:00 a la sala de reuniones, y además contamos con la presencia por videoconferencia de las oficinas nacionales del BID/FOMIN en Bolivia, Brasil, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Paraguay, Perú y Uruguay (espero no dejarme ninguna).

El evento cubrió el desarrollo del proyecto realizado por Afi para el FOMIN, incluyendo algunos datos nacionales, conclusiones y recomendaciones. El idioma elegido fue el español (lengua de trabajo mayoritaria en el BID), pero las transparencias empleadas estaban en inglés, para facilitar el seguimiento por parte de los no hispanohablantes.

En las próximas semanas tengo intención de incluir más detalles de nuestro análisis, y me encantaría recibir comentarios, críticas o nuevas informaciones que puedan ser relevantes para ampliar el conocimiento sobre el desarrollo de los SFM en la región.

Publicado en Eventos, Progreso. Etiquetas: , , . Comentarios desactivados

M-banking en India

Cuando analizamos el entorno para el desarrollo de los servicios financieros móviles en América Latina y Caribe tomamos como referentes internacionales los casos de Kenia, Sudáfrica y Filipinas, ya que ahí se han dado algunas de las experiencias pioneras más exitosas a nivel mundial. Sin embargo, este año está aquiriendo mucha notoriedad la India, cuyo Banco Central (Reserve Bank of India) ha publicado este mismo mes unas directrices (en inglés) para los bancos interesados en ofrecer servicios de m-banking.

Las líneas regulatorias que me parecen más relevantes para los servicios de banca celular (entendiendo como tales los que implican cargos o abonos en cuenta) en India son las siguientes:

  • Sólo las entidades con licencia bancaria en India y bajo supervisión del RBI podrán ofrecer este tipo de servicios, aunque podrán apoyarse en corresponsales no bancarios (CNB), si operasen con este tipo de esquema. Además, deben contar con soluciones de core bancario.
  • Las operaciones deberán realizarse en rupias, lo que excluye todo tipo de transacciones internacionales (incluyendo remesas), tanto entrantes como salientes.
  • La apertura de cuenta debe ser presencial, y se han de cumplir los requisitos habituales de “conozca a su cliente” (KYC).
  • El límite impuesto a la transferencia de fondos a través del celular es de 5.000 rupias diarias (unos 100USD); en caso de efectuar una compra el límite se amplía hasta las 10.000 rupias diarias (unos 200USD).
  • Se debe ofrecer, en un plazo máximo de 6 meses desde el inicio de las operaciones, la plena interoperabilidad con todos los operadores celulares. También se establece la adopción de la norma ISO 8583 para el envío de órdenes transaccionales, para facilitar la interoperabilidad bancaria.
  • Puesto que no existe una infraestructura de sistema nacional de pagos, y se pretende que la operativa esté disponible entre bancos 24×7, se anima a las entidades a lograr acuerdos bilaterales o multilaterales para realizar neteos automáticos entre ellas.
  • Las plataformas de m-banking en India deben ofrecer, al menos, seguridad de doble factor, siendo uno de ellos un número de identificación personal móvil (mPIN) con encriptación extremo a extremo y con almacenamiento seguto.

Las directrices han sido bastante criticadas por excluir los modelos de negocio liderados por entidades no bancarias y por limitar la innovación con modelos de SFM tipo monedero móvil (m-wallet). Además, la exigencia de interoperabilidad hace difícil emplear tecnologías basadas en STK, que requieren el acceso a las tarjetas SIM (propiedad de los operadores celulares) y que están consideradas como las más seguras para la banca celular.

Pese a todo, India es un mercado de más de 1100 millones de habitantes, con un mercado celular emergente que ya cuenta con más de 300 millones de celulares (prácticamente equivalente a toda América Latina y el Caribe) y que crece a un ritmo de unos 8 millones de líneas mensuales. En estas condiciones de mercado, un marco regulatorio restrictivo pero claro está incentivando la aparición de diversos servicios financieros móviles, que deberán alcanzar varios millones de usuarios para ser sostenibles, como apunta Philippe Lerouge en su blog (en francés). Iniciativas como Bank a Billion (promovida por Obopay y Grameen Solutions) o mChek (comentada en este gran artículo del MIT Technology Review, en inglés) tratarán de llevar servicios financieros a población de la base de la pirámide.

PD: Como última nota sobre las tendencias de la banca celular en India, Jim Rosenberg publica en el blog de CGAP una interesante entrevista (en inglés) a Naushad Contractor, Director de Marketing para comercio móvil en Vodafone Essar y miembro del comité regulatorio del Mobile Payments Forum de India.

Publicado en General, Progreso. Etiquetas: , , , , , , , . Comentarios desactivados
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.